Arte

Inicio Arquitectura, Barroca Palacio Ducal de Lerma

Palacio Ducal de Lerma

Publicado por A. Cerra

Lerma es un pequeño pueblo de la provincia de Burgos, en la vieja Castilla, que guarda un imponente palacio. Se trata del Palacio Ducal de Lerma que ejemplifica algunas de las características de la arquitectura civil a caballo del Renacimiento y el Barroco en España y también en sí mismo es una buena muestra de la historia social y política del siglo XVII en tierras hispanas.

Palacio Ducal de Lerma

Lo primero que hay que decir es que el Palacio Ducal se encuentra en uno de los extremos de la monumental Plaza Mayor de Lerma, a la que da su fachada principal. Un plaza de gigantescas dimensiones (casi 7.000 metros cuadrados), un tamaño colosal teniendo en cuenta el tamaño de la población. Pero es que hay que tener en cuenta que toda esa plaza, además de haber sido el escenario para mercados, representaciones teatrales o corridas de toros, también se concibe como un espacio urbano para mirar esa fachada y admirar el palacio (aunque hoy en día no sea tan fácil, debido a la abundancia de coches que allí aparcan).

El palacio en sí, lo hizo construir la familia Sandoval, los duques de Lerma. Una familia aristocrática tremendamente poderosa en la corte madrileña, tanto que uno de sus miembros fue el modelo para uno de los retratos más afamados de Rubens, quién lo pintó durante su estancia en España.

De hecho, aquel duque de Lerma tenía el cargo de Valido del Rey, es decir que era el hombre de confianza de Felipe III. Un monarca que eligió el Palacio Ducal de Lerma como residencia veraniega tras la conclusión del edificio en 1617.

El Palacio Ducal para muchos estudiosos de la arquitectura española se considera el mejor ejemplo de este arte en el país durante el siglo XVII, al menos de la de carácter civil. Y es que este palacio es indudable que es una magnífica evolución de la arquitectura de José de Herrera, el gran arquitecto del Monasterio de San Lorenzo del Escorial. Un arquitecto que incluso da nombre a una corriente arquitectónica, el estilo herreriano, que en España se puede admirar en lugares como la Plaza Mayor de Madrid, con la cual es fácil encontrar similitudes si observamos el Palacio Ducal de Lerma, sobre todo en cuanto a las relaciones formales entre las fachadas y el espacio urbano.

Patio del Palacio Ducal de Lerma

Hay que decir que este palacio originalmente se construyó en el mismo solar donde hubo un antiguo castillo medieval. Y también hay que decir que hoy en día sigue habitado, eso sí, está transformado en una instalación hotelera, ya que forma parte de la red de Paradores Españoles de Turismo que ocupan monumentos recuperados del patrimonio del país. Y en este caso, uno se puede alojar en viejas estancias palaciegas, pero sobre todo puede pasear, descansar y tomar algo en el patio interno que articula todo el espacio interior del edificio.

Categorías: Arquitectura, Barroca