Arte

Inicio Pintura, Roma Frescos de Ifigenia y Perseo

Frescos de Ifigenia y Perseo

Publicado por Laura Prieto Fernández

Durante el siglo XVIII tuvo lugar el descubrimiento de algunos de los restos arqueológicos más importantes de la Historia Moderna, los conocidos restos arqueológicos de Pompeya que fueron sepultados en el año 79 d.C. por la erupción volcánica del Vesubio. Son numerosísimos los restos hallados en este magnífico enclave arqueológico y aún más fascinante su inmejorable estad do conservación.

Villa San Marco 036

Es precisamente dentro de este enclave donde podemos ubicar la famosa Villa de San Marco; una villa patricia situada a las afueras de la ciudad de Stabia que también cayó arrasada por la gran erupción del Vesubio. Los restos arqueológicos de esta construcción ya se conocían a mediados del siglo XVIII sin embargo no fueron excavados y estudiados hasta bien entrado el siglo XX. En la villa de San Marcos nos encontramos con una gran construcción –sus dimensiones superan los seis mil metros cuadrados- que dataría de la época de Nerón y que se conformaba a través de dos atrios con jardines privados, termas propias y numerosas salas de recreo y descanso además de la vivienda en sí misma.

Es en una de estas salas de recreo donde encontramos los frescos de Ifigenia y Perseo. Parece ser que la sala era un lugar de ocio conectado directamente con el jardín y la fuente a través de una pared entera por lo que la decoración al fresco ha quedado limitada al resto del paramento: Ifigenia ha sido representada en la pared Sur mientras que Perseo se ubica en la Este; en la pared norte aparece una mujer portando una vasija y un anillo.

Las representaciones de la villa de San Marco se pueden clasificar dentro de denominado como cuarto estilo pompeyano, donde los fondos son neutros y las escenas están enmarcadas por zócalos. Cada una de las figuras está representada sobre un fondo neutro y situada en el centro del paramento de manera aislada, una composición que evita que el espectador desvíe su atención de las figuras. Recorriendo toda la parte alta del paramento murario encontramos una cornisa con amorcillos y figuras femeninas entretenidas en tocar diversos instrumentos musicales.

En realidad, la representación de Ifigenia y Perseo posee un carácter independiente. Ambos son representaciones mitológicas de figuras valerosas: Perseo es conocido como el valeroso hijo de Júpiter y Dánae que acabó con medusa, de hecho el joven aparece representado portando la cabeza de la Gorgona mientras en la otra mano sujeta la espada con que ha acabado con su vida. De su brazo cuelga el manto o capa y en los pies podemos observar las sandalias con alas que le prestó Mercurio.

Villa San Marco 037

La historia de Ifigenia por su parte es quizás menos conocida: Agamenón encolerizó a la diosa Diana por matar a un ciervo sagrado de manera que la diosa impidió que las naves del rey llegasen hasta Troya. Para calmar la ira de Diana Agamenón estaba dispuesto a sacrificar a su única hija Ifigenia pero la diosa se compadeció de ella y decidió hacerla su sacerdotisa. Ésta aparece vestida de sacerdotisa y con una estatua de Diana en la mano.

Categorías: Pintura, Roma