Arte

Inicio Mosaicos, Roma Mosaico Aquiles y Pentesilea

Mosaico Aquiles y Pentesilea

Publicado por Laura Prieto Fernández

El mosaico de Aquiles y Pentesilea es una de las mejores muestras de arte romano halladas en la región de la antigua Hispania, en concreto en la antigua ciudad de Complutum donde hoy se ubica la ciudad madrileña de Alcalá de Henares. Dentro de la historia romana de la Península Ibérica Complutum se convirtió en uno de los principales puntos urbanos debido a su privilegiada posición estratégica en la confluencia de importantes vías de comunicación y a la rica y fértil vega que ofrecía el río Henares. Parece ser que el origen de la ciudad debió de ser en torno al Siglo I pero posteriormente, en el siglo III el enclave sufrió importantes reformas.

Aquiles y Pentesilea-vista general

El mosaico de Aquiles y Pentesilea correspondería a esa segunda fase de la ciudad ya que se estima que su datación estaría en torno al siglo IV d.C. Este mosaico es una de las mejores piezas que han llegado hasta nosotros y sorprende tanto por su tamaño – llega a superar los siete metros de anchura y los diez de altura- como por su excelente calidad artística.

Aunque tradicionalmente se asocia la técnica del mosaico con la cultura romana, lo cierto es que el mundo griego también conoció y utilizó esta técnica decorativa, no obstante será el pueblo romano quien haga de ella un verdadero símbolo de identidad; de esta manera apenas hubo casas o domus romanas que no contasen en sus decoraciones con algún mosaico. Los mosaicos son composiciones realizadas a partir de pequeñas piezas de piedra o cerámica vidriada conocidas como teselas que se unían a través de una masa de cemento dando lugar a exquisitas creaciones que decoraban suelos y paredes.

El mosaico de Aquiles y Pentesilea es una de las mejores muestras de mosaico utilizado para decorar una domus privada. En la composición se aprecian tres partes bien diferenciadas: desde el exterior podemos observar un entrelazo diagonal de dibujos geométricos que sirven como transición entre la pared y el mosaico en sí, estos elementos fueron muy comunes en los mosaicos y se utilizaban a modo de marco; la segunda zona es una trama de casetones dispuestos de manera diagonal y enmarcados por un sogueado en cuyo interior se pueden apreciar diferentes elementos tanto vegetales, animales o mitológicos. En este espacio encontramos dos figuras humanas ataviadas con toga que seguramente representasen a los señores de la casa.

El último espacio, el central, quizás sea el más interesante, se trata de una escena alegórica basada en un episodio de la Ilíada de Homero y representa a Aquiles luchando contra la amazona Pentesilea dentro del contexto de la Guerra de Troya. Parece ser que tras la muerte de Héctor las amazonas acudieron en la ayuda de los troyanos y la jefa de éstas, Pentesilea luchó directamente contra Aquiles. Cuando Aquiles se disponía a acabar con la vida de la amazona se percató de la belleza de ésta y del miedo de sus ojos pero ya era demasiado tarde. El mosaico representa al héroe llorando sobre el cuerpo sin vida de la amazona.

Categorías: Mosaicos, Roma