Arte

Inicio Escultura, Grecia Altar de Zeus en Pérgamo

Altar de Zeus en Pérgamo

Publicado por Laura Prieto Fernández

El altar de Zeus en Pérgamo se ha convertido en una de las obras más destacadas de la época helenista y uno de los mejores ejemplos de arquitectura helenística que ha llegado hasta nuestros días. La obra debía encontrarse en su origen en la acrópolis de la ciudad de Pérgamo, uno de los principales enclaves de la antigüedad, y debió de ser mandado construir por Eumenes II (197-159 a. C.) como agradecimiento a los dioses por sus victorias frente a los celtas.

Berlin_-_Pergamonmuseum_-_Altar_01

Aunque parece demasiado grande y se le puede catalogar como un templo en sí; el altar formaría parte de un templo dedicado a Atenea y Zeus como el lugar destinado a los sacrificios. De hecho en épocas anteriores, los altares se situaban en las afueras de los templos y eran construcciones que apenas tenías importancia. Posteriormente, ya en época helenística, los altares fueron adquiriendo paulatinamente importancia hasta convertirse en grandísimas construcciones monumentales.

Aunque la obra no se conserva completa se puede observar cómo se levantaba sobre un enorme pódium escalonado que daba acceso a la construcción sostenida por columnas de orden jónico; el altar de Zeus es períptero –está rodeado de columnas- y estaba organizado en tres bandas por lo que tiene forma de U. Delante del cuerpo central se encontraba el patio cuadrangular donde se llevaban a cabo los sacrificios mientras que la columnata jónica sostiene un entablamento con acróteras. Fue realizado completamente en mármol de color blanco y su cubrición es arquitrabada, como todas las edificaciones de época griega.

Especial mención merecen los relieves que cubren el desnivel de la escalinata, en ellos se observan algunas de las mejores características de la Escuela escultórica de Pérgamo. Los más de ciento veinte metros se cubren con escenas de una gigantomaquia es decir, la lucha entre gigantes. En la representación los dioses del Olimpo luchan a muerte contra sus mayores enemigos, los gigantes. Así se pueden observar escenas como a Zeus y su águila luchando contra tres gigantes o a la diosa Artemisa señora de la caza que se yergue sobre el cuerpo sin vida de un gigante mientras uno de sus perros muerte a otro mortalmente. Igualmente podemos destacar los relieves de la zona de la escalinata donde los dioses arrinconan paulatinamente a sus enemigos hasta que éstos apenas tienen espacio y sus cuerpos se constriñen unos contra otros.

La elección del tema no es en absoluto aleatoria, el monarca de Pérgamo trataba de aludir a través de la victoria de los dioses sobre los gigantes a la victoria de su propio pueblo sobre los celtas.

Las escenas son agresivas y muy dinámicas como es característico del periodo helenístico; se ha puesto mucho cuidado en la representación teatral de la escena y los personajes utilizan continuamente gestos y posturas exageradas.

El altar de Zeus fue descubierto por Karl Humman en 1878 aunque los trabajos de excavación no se completaron hasta 1936. Alemania adquirió el altar construyendo en la ciudad de Berlín el Museo de Pérgamo pero Rusia desmanteló la construcción cuando se apoderó de ella durante la Segunda Guerra Mundial. Hasta la década de los sesenta el Altar no volvió a Berlín donde se encuentra en la actualidad.

Categorías: Escultura, Grecia