Arte

Inicio Escultura, Neoclásica Columna de Nelson

Columna de Nelson

Publicado por A. Cerra

Uno de los epicentros tradicionales de Londres, Trafalgar Square, rinde homenaje en la actualidad a uno de sus militares más reverenciados de toda la historia: el Almirante Nelson. A este marino se le evoca con una columna de granito y de 52 metros erigida en el año 1843 y en cuya cúspide se encuentra la estatua de Nelson. Es decir, se trata de un grandioso monumento conmemorativo de formas y recuerdos clásicos, de hecho la gigantesca columna está rematada por un capitel corintio. Por lo tanto estamos hablando de una creación propia del arte Neoclásico, al igual que ocurre con el sepulcro en honor del militar que se encuentra en el interior de la Catedral de San Pablo de Londres.

Columna de Nelson en Londres

Columna de Nelson en Londres

Lo más evidente dentro de todo este espacio urbano es la columna con la estatua, pero tal vez lo más interesante esté en su base, entre otras cosas porque se pueden apreciar muy bien los detalles de su grandioso pedestal, donde se pueden ver unos magníficos bajorrelieves realizados en bronce, un bronce fundido a partir del bronce de los cañones franceses que fueron vencidos y requisados por las tropas de Horace Nelson.

Estatua de Nelson

Estatua de Nelson

Cada uno de esos bajorrelieves nos presenta escenas que evocan cuatro batallas vencidas por la Armada Británica. Son las batallas de Copenhague, Cabo de San Vicente, del Nilo y de Trafalgar. Y como complemento, flanqueando esos relieves y como complemento del gran pedestal se encuentra cuatro leones, igualmente fundidos en bronce y que son obra de Sir Edwin Landseer.

En realidad, toda esta gran plaza recibe el nombre de una de las victorias más célebres de Nelson, la batalla de Trafalgar, en la que los británicos vencieron a la marina francesa y española.

De hecho, esta plaza fue diseñada por el gran arquitecto John Nash, autor de destacados edificios en la época como el Royal Pavillion en la ciudad de Brighton. Y aunque ese diseño se realizó en 1820, se tardaron prácticamente 20 años en llevar a cabo las obras para finalmente acabar Trafalgar Square, es decir, prácticamente se concluyó la plaza al mismo tiempo que se estaba diseñando el monumento de la Columna de Nelson, ya que el proyecto data del año 1838, momento en el que lo realizó un artista no excesivamente conocido como es William Railton.

Para acabar decir que Trafalgar Square es un lugar muy importante para todos los amantes de la historia del arte, ya que aquí se encuentran dos de los museos más interesantes del Gran Bretaña y por lo tanto de todo el mundo: la National Gallery de Londres y la National Portrait Gallery especializada en retratos.

Categorías: Escultura, Neoclásica