Arte

Inicio Escultura, Neoclásica Sepulcro de Nelson

Sepulcro de Nelson

Publicado por A. Cerra

Este conjunto escultórico es obra del artista inglés John Flaxman (1755 – 1826) y al tratarse del monumento funerario de uno de los militares más insignes del ejército británico de todos los tiempos, el almirante Horace Nelson, con victorias tan decisivas como la de la Batalla de Trafalgar, se encuentra en la catedral de San Pablo, en Londres, la capital del país.

Sepulcro de Nelson

Sepulcro de Nelson

John Flaxman es un escultor típico del momento artístico que le tocó vivir, la época neoclásica. Y además fue un escultor muy cercano al círculo que se formó en torno a los hermanos Adam.

En el sepulcro se observan elementos clásicos que aluden a la condición de militar y de marino de Nelson, como el casco o la concha o las sogas para el amarre de las embarcaciones, y además también se pueden leer inscripciones con las célebres batallas en las que intervino y dirigió el almirante. Mientras que en la parte baja hay varias representaciones simbólicas, como el león que sería la representación del Imperio Británico.

En realidad, no fue el único conjunto escultórico de carácter funerario que realizó Flaxman a lo largo de su vida, ya que en otra de los grandes templos ingleses, en este caso en la Abadía de Westminster también se puede ver el sepulcro que realizó para mayor gloria de otro personaje relevante de la historia del siglo XIX en Inglaterra. Concretamente se trata de Lord Mansfield.

Si bien, lo cierto es que John Flaxman destacó especialmente en otra faceta artística, concretamente como diseñador de porcelanas, unas piezas sumamente cotizadas por casi todas las cortes y aristócratas de la época.

Pero durante el Neoclasicismo si algo fascinaba en el arte, tanto a los artistas que lo creaban como a los promotores que lo financiaban, eran las obras de carácter grandilocuente y de alabanza a los personajes más insignes de la época y de la historia, como es el caso de este Sepulcro de Nelson, unas creaciones en las que se alababan las virtudes y triunfos de los grandes personajes de la política y del ejército. Y no sólo en Gran Bretaña, en realidad este tipo de esculturas se reparten por toda Europa. Tal vez el ejemplo más emblemático es el arte neoclásico que se desarrolló en Francia donde muchas de ellas están protagonizadas por el emperador Napoleón Bonaparte, protagonista de numerosas esculturas, monumentos y también cuadros como el que representa las campañas militares en Egipto de su pintor predilecto, Antoine Gros.

Aunque los escultores franceses también crearon obras con otros protagonistas, incluso extranjeros como es el caso de la escultura que Houdon (1741 – 1828) hizo del presidente de Estados Unidos, Georges Washington. Mientras que en países como Alemania existían artistas como J. Gottfried Schadow (1764 – 1850) , autor de la famosa Puerta de Brandenburgo en Berlín, o Christian David Rauch (1777 – 1857) quién diseñó y realizó el Sepulcro de la reina María Luisa en Charlotenburgo.

Categorías: Escultura, Neoclásica