Arte

Inicio Pintura, Vanguardias Artísticas del siglo XX Horn Players de Basquiat (1)

Horn Players de Basquiat (1)

Publicado por A. Cerra

Esta es una de las muchas obras que el artista estadounidense Jean Michel Basquiat (1960 – 1988) le dedicó a la música y especialmente al jazz. De hecho, el propio Basquiat a lo largo de su corta pero intensa vida artística, no solo destacó como pintor y dibujante, sino que también desarrolló su faceta como poeta y como músico.

Horn Players de Basquiat

Basquiat, de origen haitiano, nació en el barrio de Nueva York de Brooklyn en el seno de una familia acomodada, y muy pronto destacó por sus enormes capacidades, tanto que con 16 años le ingresaron en una escuela para niños superdotados, de donde por supuesto, le expulsaron rápidamente por su carácter rebelde.

También pronto manifestó esa incapacidad para adaptarse a las normas y por eso encontró su entorno adecuado en los ambientes de la subcultura neoyorquina, lo cual le llevó al mundo del graffiti. Pero no solo eso. Abandonó siendo menor de edad la casa de sus padres y vivió durante dos años como okupa por las calles y edificios abandonados de Nueva York, vendiendo para sobrevivir postales o camisetas que él mismo pintaba, cuando no estaba ocupado en la realización de sus graffities con fuerte carga poética.

Por aquel entonces firmaba estas obras con el seudónimo SAMO, que significa SAMe Old shit, o sea “la misma mierda de siempre”, lo que nos da idea de sus ideas nihilistas y desesperanzadas. Y aunque hacia 1979 sus creaciones graffiteras incluso habían llamado la atención de periodistas y revistas especializadas en arte, decidió abandonar los sprays por un tiempo, y optó por la música, formando parte del grupo Gray, donde tocaba el clarinete y el sintetizador.

Eso no significa que no siguiera viviendo como un vagabundo. No obstante, su inquietud intelectual innata le va acercando progresivamente desde 1980 a la pintura, y le interesa conocer todos los estilos interesantes del Estados Unidos en el siglo XX. Desde el Expresionismo Abstracto de Jackson Pollock hasta las combine paintings de Robert Rauschenberg, sin olvidar el Art Brut de Jean Dubuffet. Además su formación autodidacta la completo acudiendo en calidad de oyente a la Escuela de Artes Visuales de Nueva York, donde entró en contacto con Keith Haring, quién ya comenzaba entonces a ser un reputado pintor y graffitero.

Paralelamente empezó a formar parte en exposiciones colectivas, y su talento fue llamando cada vez más la atención, y entabló contacto con otros artistas como Andy Warhol, además de empezar a ser conocido por su fuerte carácter y su adicción a las drogas. Lo cual no fue impedimento para que no parará de realizar exposiciones individuales y su talento sea tremendamente admirado, además de convertirse en un personaje muy cotizado en actos sociales, de moda y festivos.

Toda una trayectoria brillante que se truncó de forma radical a sus 27 años por una sobredosis de heroína que provocó su fallecimiento. Unas circunstancias, la juventud y las drogas que le emparentan con distintos músicos de siglo XX, algunos de jazz y tan venerados por él como Charlie Parker, quién aparece representado en esta obra de Horn Players.

Categorías: Pintura, Vanguardias Artísticas del siglo XX