Arte

Inicio Pintura, Realismo Jóvenes comuneros en prisión de Courbet

Jóvenes comuneros en prisión de Courbet

Publicado por A. Cerra

Gustave Courbet fue uno de los más grandes pintores de la corriente del Realismo en Francia, pero lo cierto es que hay capítulos de su biografía que nos muestran que fue algo más que un magnífico artista.

Uno de ellos fueron los sucesos que tuvieron lugar durante la fase de la llamada Comuna de París. Un episodio en el que la capital francesa pasó durante unos días a manos de un gobierno socialista completamente opuesto a Napoleón III, el causante de la guerra franco-prusiana de 1870 y la posterior derrota gala.

Jóvenes comuneros en prisión de Courbet

Pues bien esa Comuna de París contó con un equipo de 92 líderes que dirigían el gobierno de la ciudad, y uno de esos líderes fue ni más ni menos que Gustave Courbet. Es cierto que el artista tiene diversas pinturas que nos manifiestan sus ideales políticos de clara inspiración en el pensamiento social y de izquierdas, como por ejemplo Los picapedreros. Pero no solo reflejó esa ideología en sus obras, sino que fue todo un activista.

Y un activista con ideas radicales, como por ejemplo esa según proclamó que había que derribar la Columna Vendome, ya que era un símbolo de la fase imperial napoleónica, que no debería honrarse en una nación republicana como Francia.

No obstante, lo cierto es que la utopía de la Comuna de París no duró mucho, concretamente 72 días, ya que el ejército acabó por sitiar la capital y finalmente reinstaurar el orden anterior. Fue entonces cuando muchos de los comuneros que habían participado fueron sencillamente ajusticiados, algunos con la muerte y otros con prisión.

En el caso de Courbet, el nuevo gobierno decidió que fuera encarcelado durante unos seis meses y que además pagara una importante sanción económica. Y fue precisamente durante su tiempo de cautiverio cuando pintó la ilustración que aquí mostramos de Jóvenes comuneros en prisión. Una imagen que primero pintó a tiza y que luego publicó como la vemos en la imagen.

Y en cuanto a la Columna Vendome que se había quitado por su mandato, también fue reconstruida en el año 1873, y en gran parte se le obligó al pintor a que corriera él con los gastos de esa reconstrucción.

Estaba claro que el importe de esa obra era sumamente cuantioso, por ello se llegó al acuerdo de que lo pagara a plazos durante más de 30 años. Sin embargo, cuando Courbet salió de la cárcel, huyo a tierras de Suiza, donde acabó falleciendo, un hecho que tuvo lugar antes de que tuviera que realizar el pago del primer plazo.

Categorías: Pintura, Realismo