Arte

Inicio Gótica, Pintura Tríptico de la Coronación de la Virgen con santos de Lorenzo Monaco

Tríptico de la Coronación de la Virgen con santos de Lorenzo Monaco

Publicado por A. Cerra

Son varios los ejemplos de monjes artistas, dado que hubo un tiempo en el que la gran mayoría de encargos eran de pintura religiosa. Quizás el más famoso de todos sea Fra Angelico, pero no fue el único. Otro ejemplo paradigmático es Lorenzo Monaco (antes de 1372 – 1422/24), cuyo nombre original sería Pietro di Giovanni, pero al hacer los votos e ingresar en el monasterio de Santa María de los Ángeles de Florencia en 1391 se convirtió en Lorenzo el Monje.

Tríptico de la Coronación de la Virgen Lorenzo Monaco

Ingresó en una orden tremendamente ascética y austera. De hecho la orden camaldulense había sido creada por San Romualdo, para dar un giro hacia la precariedad, viendo en lo que se habían convertido los benedictinos, a la que San Romualdo pertenecía originalmente. Por eso, aunque nunca renunció a la regla de San Benito, si que cambió el hábito negro por el blanco, y así se nos muestra en esta obra.

Se puede identificar al propio San Benito y a San Romualdo, pero también a los Evangelistas, a San Juan Bautista o San Pedro. Es un tipo de escena, que lo cierto es que no aparece en el Nuevo Testamento. Ningún capítulo se dedica a la Coronación de la Virgen, sin embargo, se comenzó a pintar de forma habitual en el siglo XIII, principalmente para templos franceses. Pero de ahí pasó a toda Europa y se hizo un tema muy popular.

Su éxito entre otras cosas se debió a que se vinculaba la imagen de la Virgen María como metáfora de la propia Iglesia, de manera que cuando se la pintaba recibiendo la corona del mismo Dios, era como legitimar la autoridad eclesiástica, y especialmente la del Papa. Una figura que por aquellos años de inicios del siglo XV se defendía y reivindicaba bastante en Florencia, al ser una estrecha aliada de los Estados Pontificios.

Curiosamente esta tabla pintada al temple entre los años 1407 y 1409 en su formato original no tenía esta presentación a modo de tríptico. Todo es una misma superficie, pero se termina con las forma de tres arcos por su parte superior. Sin embargo, en algún momento se separaron en las tres partes. De hecho, entraron en distintos momentos al museo que hoy guarda el conjunto: la National Gallery de Londres. Y sería entonces, cuando en algún momento de su restauración se transformaría en un tríptico, quizás por imitación a otra escena del mismo tema que pintó Lorenzo Monaco, pero que ahora se expone en la Galería de los Uffizi de Florencia.

Categorías: Gótica, Pintura