Arte

Inicio Vanguardias Artísticas del siglo XX Play it by trust de Yoko Ono

Play it by trust de Yoko Ono

Publicado por A. Cerra

Al ser la pareja de John Lennon, la carrera artística de Yoko Ono, quedó duramente mucho tiempo eclipsada por la sombra del músico. Sin embargo, lo cierto es que la japonesa ya era una creadora comprometida cuando conoció al Beatle. Un ejemplo es esta obra consistente en que todas las fichas y todas las casillas del tablero de ajedrez son blancas. Un concepto al que ha vuelto en diversas ocasiones desde la primera versión en 1966 hasta la última en 2011.

Play it by trust de Yoko ono

El arte de Yoko Ono (1933 -) independientemente del formato o la técnica, siempre ha sido conceptual. Desde sus inicios alineados con el grupo Fluxus al que pertenecían otros irreverentes creadores como Maciunas o Joseph Beuys. Aunque en el caso de Yoko Ono siempre ha habido un compromiso político e ideológico más evidente, como en este obra que es el enésimo alegato pacifista de la japonesa (hay que recordar, que finalmente se la reconoció como coautora de la célebre canción Imagine).

En este gran tablero completamente blanco queda claro que la guerra es algo inútil. Se ponga como se pongan las fichas da lo mismo. Todas son iguales. Todas las casillas y todas las fichas. La metáfora es evidente. También todas las personas, estén donde estén son iguales.

El concepto lo presentó por vez primera en una galería de Londres y luego ha ido cambiado la escala o la disposición de las piezas en numerosas ocasiones. Y por supuesto también ha aparecido en algún que otro evento vinculado con el propio ajedrez.

La paz siempre le ha atraído como tema a Ono, algo que tiene relación con su propia biografía. Y es que ella nació en Tokio, pero siendo niña ya viajó en diversas ocasiones a Estados Unidos. Y eso que ambos países estaban enfrentados en el contexto de la Segunda Guerra Mundial. De manera que la guerra marcó su carácter y de ahí su aversión posterior. Algo que ha plasmado en esta obra, en la famosa canción, en el Imagine Peace Tower que hizo en 2007 en Islandia homenajeando a Lennon, en un sinfín de actos y perfomances, en sus composiciones con la banda de rock Plastic Ono Band o en sus películas experimentales. E incluso fue viendo una exposición contraria a la Guerra de Vietnam cuando conoció a John Lennon, con el que se casó en 1969 y con el que llevó a cabo numerosos actos pacifistas.

De todos ellos, una iniciativa que tuvo enorme repercusión fue la “encamada por la paz”. Algo que hicieron en dos ocasiones, en Ámsterdam y en Montreal. En ambas ciudades decidieron permanecer durante un par de semanas sin salir de la cama y con la presencia de los medios para así mostrar al mundo una manifestación no violenta y pedir la paz.

Categorías: Vanguardias Artísticas del siglo XX