Arte

Inicio Arquitectura Castillo de Moydrum

Castillo de Moydrum

Publicado por A. Cerra

Este castillo de Moydrum en la isla de Irlanda hoy en día es una auténtica ruina de propiedad privada a la que incluso no se puede entrar. Sin embargo, pese a ser un edificio ruinoso es un estupendo ejemplo para hablar de algunos de los acontecimientos claves en la historia relativamente reciente de la República de Irlanda.

Castillo de Moydrum en la actualidad

La construcción es mucho más reciente de lo que podamos pensar. Se originó a comienzos del siglo XIX, y tras varios cambios en el proyecto por parte del propietario y del arquitecto Richard Morrison, finalmente se inauguró en el año 1814, en un estilo muy del gusto británico de la época: la arquitectura neogótica. Unas formas que se aplicaron a muchas casonas de los más ricos del momento como la Mansión de Strawberry Hill y que incluso se aplicó a la construcción del famoso Parlamento de Londres frente al Támesis.

La alusión al Parlamento británico no es gratuita. De hecho, el propietario del castillo era William Handcock, el cual procedía de una familia inglesa y era miembro del Parlamento. E incluso había alcanzado un grado nobiliario, siendo nombrado Barón de Castlemaine. Y tan orgulloso estaba de esta condición que ordenó la reconstrucción de la casona familiar para crear este portentoso castillo que plasmara toda su riqueza y su poder.

Castillo de Moydrum original

Sus descendientes siguieron disfrutando de los mismos cargos políticos y riqueza, y aunque durante varias generaciones fue garantía de comodidad, en las primeras décadas del siglo XX eso iba a cambiar.

No hay que olvidar que entre 1919 y 1921 se produjo la Guerra de Independencia Irlandesa que estaba bajo dominio británico. En ese contexto, en el año 1921, el Castillo de Moydrum dada la relevancia de sus propietarios fue objeto de un ataque por parte del IRA, el ejército de liberación irlandés. Primero fue desalojado, salvándose así todo el personal y la familia del barón, y luego fue incendiado, quedando en una enorme ruina, cuyos propietarios jamás han restaurado.

Así que con el paso del tiempo solo se mantiene en pie parte de su fachada, y en gran parte porque la vegetación ya la ha integrado en el paisaje. Parece mentira que estas ruinas, a las que no está permitido el paso, sean tan visitadas, pero la razón hay que encontrarla en la música del grupo de rock irlandés más célebre de todos los tiempos: U2, el cual incluyó el Castillo de Moydrum como imagen para la portada de uno de sus primeros discos: The Unforgettable Fire.

Categorías: Arquitectura