Arte

Inicio Arquitectura, Contemporánea Museo de la Romanidad de Nîmes

Museo de la Romanidad de Nîmes

Publicado por A. Cerra

La arquitectura de museos es sin duda alguna una de las más innovadoras en nuestros días. Y no importa la temática sobre la que versen esos museos, ya que siempre que se construyen nuevos edificios museísticos, se hace con un criterio de renovación de la ciudad. Uno de los últimos ejemplos y más alabados es el Museo de la Romanidad que se inauguró en la ciudad francesa de Nîmes en el verano del año 2018.

Museo de la Romanidad de Nîmes

Un museo que venía a recoger la extraordinaria riqueza arqueológica de época romana que atesora esta ciudad con monumentos tan espectaculares como las Arenas, el antiguo anfiteatro de la colonia romana. Precisamente junto a ese gran monumento se ha levantado el nuevo museo, marcando así un contraste y una relación entre la arquitectura de hace dos milenios.

En una dualidad que ya hace años se planteó con la vecindad entre el viejo templo de la Maison Carré y el museo de arte contemporáneo de la Carré d’Art Musée.

En el caso del Museo de la Romanidad el detonante fue el hallazgo de los vestigios arqueológicos de una gran domus romana que conservaba dos magníficos museos. A partir de ahí se convocó un concurso internacional para la construcción del museo. Y el encargo finalmente recayó en la firma francesa de Elizabeth de Portzamparc.

El resultado es sencillamente espectacular tanto por su parte externa como por la interna. La fachada, recubierta con placas de vidrios de alguna forma evoca las teselas de los mosaicos. Y también en el exterior se evoca los viejos patios de las casas romanas, ya que se puede acceder a un jardín interno que acoge los restos de la domus. Un jardín que incluso se prolonga en altura, ya que la azotea del edificio también es un jardín.

Mientras que toda la planta baja del edificio es transparente, a partir de ahí parecen colgar las placas horizontales y ondulantes de vidrio, que además de recordar a los mosaicos también se han querido relacionar con las togas de la indumentaria de la época. De hecho esas ondulaciones también van cambiando a lo largo del día, modificando así el aspecto del edificio, y sobre todo permitiendo a los visitantes que tengan una visión diferente del exterior, especialmente del espectacular anfiteatro.

En total el Museo de la Romanidad de Nîmes ha proporcionado una superficie de casi 10.000 metros cuadrados para una exposición permanente de más de 5.000 piezas de la antigüedad. Aunque la colección total es cinco veces mayor. No en vano, esta ciudad del sur de Francia está considerada la más romana del país, y ahora reivindica ese legado con este museo en el que la arquitectura contemporánea y las nuevas tecnologías aplicadas a la museología se unen al valor del material histórico expuesto.

Categorías: Arquitectura, Contemporánea