Arte

Inicio Escultura, Grecia Los Tiranicidas

Los Tiranicidas

Publicado por A. Cerra

Como en el caso de otras muchas esculturas ejecutadas en la Antigua Grecia, lo cierto es que tampoco el grupo de los Tiranicidas nos ha llegado su original, ya que estamos ante una copia de época romana que en la actualidad se expone en el Museo Arqueológico de Nápoles, en Italia.

Esta pareja de personajes aluden a un episodio concreto que tuvo lugar en Atenas hacia el año 514 antes de Cristo, el cual es conocido entre otras cosas porque lo relató Tucídides, el escritor que está considerado uno de los pioneros en la crónica histórica.

Los Tiranicidas

Así pues, se sabe que en aquel año Hipias e Hiparco gobernaban en Atenas, como sucesores de su padre el tirano Pisístrato. Se cuenta que Hiparco en un momento dado se enamoró de Harmodio, un joven que era el protegido de Aristogitón. Un tipo de relaciones homosexuales que no estaban mal vistas en la época. Lo que no se consideraba bien es que Hiparco abusó de su poder, ya que Harmodio lo rechazó. El hecho es que por aquella afrenta, el poderoso se vengó en la familia del joven, y la consecuencia fue que decidió asesinar a los dos tiranos.

Y lo hicieron Harmodio y su maestro Aristogitón durante los juegos de las Panateneas de aquel 514 a. C., abalanzándose sobre sus víctimas, y finalmente muriendo ellos también. Un gesto que acabó convirtiéndose en un referente y un símbolo para todos los atenienses que se rebelaban ante la tiranía.

Esta escultura, cuyo original se atiribuye a los artistas griegos Critios y Nesiotés, representa a Harmodio y Arisogitón en el momento preciso en el que se van a lanzar a cometer su venganza. Por un lado vemos al joven, a Harmodio, con el típico cuerpo de la escultura clásica griega en el que llaman la atención sus formas son atléticas, tan idealizadas como pueden ser las del Discóbolo de Mirón o el Doríforo de Policleto.

Si bien en este caso no se trata de un deportista, sino de un personaje que va a cometer un asesinato. Un personaje en cuyo rostro se concentra toda su decisión para realizar su objetivo y que va armado con espadas en sus dos manos, tanto en la levantada como en la que está casi oculta a la espalda. Si bien, solo han llegado hasta nosotros las empuñaduras.

Y en cuanto a Aristogitón es el personaje más maduro, rasgo que se denota sobre todo en el rostro barbudo (por cierto, esta cabeza es un añadido posterior). Pero aunque tenga más edad, también su cuerpo es el de un atleta. Y en este caso también se puede ver la empuñadura de la espada que portaba, así como de su brazo cuelga la típica capa griega, llamada clámide.

Categorías: Escultura, Grecia