Arte

Inicio Arquitectura Quinta da Regaleira en Sintra

Quinta da Regaleira en Sintra

Publicado por A. Cerra

Este palacio ubicado en la localidad portuguesa de Sintra, puede engañar por su apariencia creyendo que se trata de un antiguo castillo con varios siglos de historia. Sin embargo, la Quinta da Regaleira es un producto típico de principios del siglo XX, cuando en muchos casos se construyen edificios que son un pastiche de estilos del pasado. De hecho, en la misma localidad de Sintra hay uno de los máximos exponentes de este tipo de obras con el sorprendente y colorido Palacio de Pena.

Quinta da Regaleira

Quinta da Regaleira

Durante la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX hubo muchos ejemplos en los que se volvía a los estilos arquitectónicos del pasado para las nuevas construcciones. Y hay ejemplos esplendorosos, en unos casos por centrarse en un solo estilo y reintepretarlo como es el caso del Palacio de Westminster de Londres, en un claro estilo neogótico. Mientras que en otros caso esa tendencia hacia lo neo era más una importante influencia completamente transformada como se puede ver en algunas de las construcciones modernistas de Antoni Gaudí, como puede ser la Casa Vicens.

Sin embargo, en otras obras de esta época como la Quinta Regaleira estamos ante una auténtica mezcolanza de estilos e infleuencias. De manera que se recurre a las formas del neogótico en unos casos, al neorromanticismo o al neomanuelino, el estilo más portugués de todos con edificios tan singulares como el Monasterio de los Jerónimos a las afueras de Lisboa, la gran joya del arte manuelino.

La Quinta fue propiedad del magnate y filántropo Antonio Carvalho Monteiro, el cual recurrió al arquitecto italiano Luigi Manini para que le hiciera un conjunto palaciego que incluye la propia residencia pero también un amplio jardín con varias fuentes, torres, un pequeño lago, invernadero, una capilla y un enigmático pozo de iniciación.

Fuente de la Abundancia en los jardines de la Quinta

Fuente de la Abundancia en los jardines de la Quinta

El encargo de ese trabajo incluía un tiempo en el que Manini debía viajar por Portugal y diferentes lugares de Europa viendo distintas construcciones para que de ahí extrajese ideas e inspiración. De ello sacó abundante información, y luego prácticametne mano a mano con el propietario se realizaron los diseños del lugar, muchos de los cuales se guardan allí en el museo en el que se ha convertido el propio palacio.

Y si el estilo de la Quinta Regaleira es de lo más eclético y variado, también lo es toda su decoración y mobiliario, donde se mezclan no solo estilo sino también temáticas que van desde lo mitológico a la religión y las ciencias ocultas. Y es que hay que tener en cuenta que Antonio C. Monteiro era un eminente miembro de la masonería en su país y un apasionado de la historia medieval, especialmente de todo lo relacionado con la Orden de los Templarios. Por esa razón se cree que en realidad concibió toda su posesión como un gran templo masón.

Categorías: Arquitectura