Arte

Inicio Neoclasicismo, Pintura Barco Mayflower con los peregrinos de Robert Walter Weir

Barco Mayflower con los peregrinos de Robert Walter Weir

Publicado por A. Cerra

Este cuadro de 1857 ubicado en la rotonda del Capitolio de Washington, está considerada la obra más relevante del pintor Robert Walter Weir (1803 – 1889), uno de los más interesantes artistas de Estados Unidos en el siglo XIX.

Barco Mayflower con los peregrinos de Robert Walter Weir

Robert Weir, pese a su formación académica encaminada hacia el mundo de los negocios, pronto cambió el rumbo de su vida y con solo 18 años decidió dedicarse a la pintura. Para ello se formó de manera absolutamente autodidacta en Nueva York. Y cuando lo creyó oportuno se fue a Italia a seguir aprendiendo de los clásicos del Renacimiento. Allí estuvo varios años hasta que regresó a Estados Unidos para desarrollar su exitosa carrera de pintor y también de maestro.

Por un lado realizó centenares de obras, se han contado más de 400 con su firma, si bien podría haber más sin su nombre. La gran mayoría de ellas se centran en temas históricos, como esta en la que vemos el embarque de los peregrinos en el buque Mayflower. Un viaje desde Inglaterra hasta Massachussets que dio origen a una de las festividades más relevantes del calendario de Estados Unidos: el Día de Acción de Gracias.

No obstante, aunque la inmensa mayoría de sus cuadros se centran en relatar episodios de la historia de su país, Robert W. Weir también pintó bastantes retratos.

Y en cuanto a su trabajo como formador de otros artistas, la verdad es que fue una labor que comenzó a ejercer bien pronto. Primero en la Academia Nacional de Diseño, y luego fue instructor de arte en la Academia Militar de West Point. Allí permaneció durante más de cuatro décadas, y entre sus alumnos hubo insignes militares, con muchos de los cuales entabló amistad, como es el caso del General Ulysses Grant, que llegó a ser presidente del país. Y también tuvo como alumno a uno de los pintores estadounidenses más interesantes del fin de siglo. Nos referimos a James Abott McNeill Whistler, autor de obras tan célebres como su Composición en gris y negro.

Por otro lado, también dos de su hijos varones (tuvo hasta 16) le siguieron sus pasos para dedicarse a la pintura y a la formación artística. Uno de ellos, John Ferguson Weir alcanzó el grado de director de la Escuela de Arte en la prestigiosa Universidad de Yale. Mientras que Julian Alden Weir fundó la Sociedad de Artistas Americanos y se centró en el retrato y el paisaje trabajando con pintores de la talla del francés Jean Leon Gérôme, también especializado en asuntos históricos.

Categorías: Neoclasicismo, Pintura