Arte

Inicio Arquitectura, Románica Iglesia de San Pedro de Siresa

Iglesia de San Pedro de Siresa

Publicado por A. Cerra

San Pedro de Siresa

Hoy en día solo se conserva la iglesia de San Pedro de Siresa, pero originalmente esta formaba parte de un monasterio más amplio. Tal vez el primer monasterio que hubo en el viejo Reino de Aragón.

Aunque hay quien habla de una primera construcción religiosa en Siresa en tiempos visigóticos, posiblemente los orígenes de aquella abadía primigenia sean carolingios, a comienzos del siglo IX, cuando Carlomagno desde Francia se convirtió en el freno para la invasión musulmana que había tenido lugar en Al-Andalus. Hay algún documento histórico que así lo certificaría. En cambio de lo que no hay garantía alguna, es que aquí se guardara el Santo Grial, tal y como dice una leyenda.

La iglesia actual tiene planta de cruz latina con cabecera semicircular y una única nave, pero es posterior a esa época. Se trata de un edificio románico construido en el año 1082, cuando incluso se convirtió en la Capilla Real del rey Sancho Ramírez.

No obstante, las excavaciones arqueológicas han sacado a la luz restos prerrománicos, cuando el templo tendría tres naves y tendría una cabecera cuadrangular. En cambio hoy nos queda una nave que se cubre con bóveda de cañón dividida en tramos por arcos fajones. Esa bóveda de cañón también se usa en las alas del transepto, recibiendo una cubierta diferente en el centro del crucero.

Se sabe que en algún momento sobre el tramo central de ese crucero habría un cimborrio como soporte de una cúpula de media naranja. Pero aquello cayó en un incendio que sufrió el edificio, y se decidió sustituir por una más simple bóveda de arista.

Un aspecto muy curioso de esta construcción románica es que carece por completo de esculturas integradas en la obra o relieves. Algo que sin duda la diferencia de otros muchos templos contemporáneos, tanto de Aragón, como puede ser la catedral de Jaca, como de distintos lugares de España (Catedral de Santiago de Compostela) o Europa, bien sea en Francia, en Italia, etc…

Aunque sí que tiene un elemento decorativo, un crismón. Algo emblemático de las iglesias románicas aragonesas, ya que lo podemos ver lo mismo en Santa Cruz de la Serós que el monasterio de Alaón, o en muchos templos de la época.

Categorías: Arquitectura, Románica