Arte

Inicio Biografías, Neoclasicismo, Pintura Pintura neoclásica: Jacques Louis David (1748-1825)

Pintura neoclásica: Jacques Louis David (1748-1825)

Publicado por Cristina

La pintura neoclásica no disponía de modelos de pintura clásica, por tanto el dibujo se basaba en la escultura. A este dibujo se le aplicaba después un color convencional o se dejaba sin color; la luz era clara, difusa y vaga. Por esta razón, los pintores fueron extraordinarios dibujantes, practicando el dibujo llamado de academia que copia modelos del natural. Las composiciones se caracterizarán por la simetría.

Juramento de los Horacios - David

En los temas predominan los clásicos, históricos y mitológicos. Francia será el centro del estilo y el Salón de exposiciones de la Antigua Academia concentrará a los artistas que expondrán si se adaptan a las normas de la Academia y de un exigente jurado. El Estado será el principal cliente. Napoleón utilizó este arte como instrumento de propaganda; incluso se hacía acompañar de artistas en el campo de batalla para que tomaran apuntes.

El representante máximo de la pintura neoclásica es el francés David, la singularidad de este artista se impuso por encima de los artistas contemporáneos quizás por su implicación de activista revolucionario en tiempos de Robespierre y de pintor cortesano bajo el imperio de Napoleón.

Jacques Louis David se forma en el taller de Boucher (Rococó) quien pronto descubre la facilidad de David para el dibujo, razón por la que le encamina al taller del pintor académico Vien.

Ni uno ni otro serán decisivos para la formación de David. Será su paso por Roma lo que más le influya, el conocimiento directo de las ruinas y de los grandes maestros italianos del XVII.
Cultivó la pintura de tema clásico, inspirada en los relieves grecorromanos, de los que copió la simetría, la falta de profundidad y la ordenación en figuras paralelas.

En el Juramento de los Horacios realizada en 1784 y considerada posteriormente como el manifiesto del neoclasicismo pictórico, describe el juramento que los tres hermanos Horacios hacen delante de su padre para luchar por Roma frente a los tres hermanos Curiaceos; una obra moralizante inspirada en la historia de la antigua Roma y en la obra teatral de Corneille “Los Horacios”, donde enaltece el amor por la patria y el sacrificio individual. También formalmente deriva del mundo romano; en la composición se presenta con claridad los dos grupos distintos: el de los Horacios dispuestos en paralelo según la técnica del relieve romano, el del padre que da las armas, y el grupo de mujeres cuya desolación contrasta con la actitud arrogante de los protagonistas. Todo tiene un carácter teatral, con la arquitectura del fondo en arcos de medio punto y columnas dóricas marcando la perspectiva. El elemento cromático está subordinado al dibujo y al modelado escultórico de las formas. Se trató del primer encargo oficial de David por parte del primer ministro de Bellas Artes consiguiendo el máximo reconocimiento por ella en el Salón francés.

El Rapto de las Sabinas, muestra el afán conciliador de éstas entre los romanos y los sabinos. Pintado después del Directorio (1799), en él hace un llamamiento a la reconciliación de Francia. Desdeña el movimiento. En lugar de resaltar el momento del rapto, como hubiera hecho un pintor barroco, opta por el afán pacificador de las mujeres sabinas.

Cuando estalló la Revolución, David se apartó totalmente de la política. Nombrado superintendente de Bellas Artes, suprimió la Academia y sometió al arte a una dictadura personal. Se mostró enemigo implacable del arte Rococó. De este período destacan el Juramento de la pelota y La muerte de Marat en la que se impone la fuerza de la emoción por encima del clasicismo. Presenta la muerte del héroe en un tono sobrio y sereno, eliminando todo lo accesorio primando la austeridad.

Cuando Napoleón llegó al poder, David fue nombrado pintor de Cámara (1804-1816). Respondiendo a la petición de su emperador, se dedicó a la creación de un nuevo estilo imperial, ejemplo perfecto del cual es la Coronación del Emperador, en un marco de lujo inherente a la corte. Representa el momento en el que el nuevo emperador se dispone a coronar a Josefina en presencia del Papa. Es una galería de retratos de personajes con una composición que se transforma en fastuosa y abigarrada y con tonalidades cálidas.

Cuando Napoleón cayó, David fue desterrado y murió en Bruselas en 1825. La vida y la obra de este pintor, legitiman la relación entre la pintura neoclásica francesa y la Revolución.

Entre sus discípulos destacaron: Gros, Gèrard y Prud´hon.

Categorías: Biografías, Neoclasicismo, Pintura

7 comentarios para “Pintura neoclásica: Jacques Louis David (1748-1825)”


  • La información literaria es muy buena, y bastante util, pero hay muy poca ilustración, pueden acerla mas llamativas,además de agragar mas graficos de los artistas de los diferentes estilos

  • olaaa jajaja estaba buscando fotos del neoclasisimo para un trabajo

    y m meti en esta pagina asiq t robare tu imagen

    jujuju

    chauu y gracias x tu aporte 😛

  • muy buenaa stoy haciendo 1 trabajo del neoclasicismo y me sirvio mucho!!
    solo qe ponle mas imagens

    ciiaaaop♥

  • BUENO LA PINTURA ME PARESIO MUY HERMOSA POR LO CUAL ME EMOCIONO
    AL VERLA
    ES UN EXCELENTE PINTOR

  • ES MUY LINDA ESTA PINTURA
    ME ENCANTO

  • Hola!!

    Muy buena informacion yo al igual que los demas
    usuarios estaba realizando un trabajo hacerca del arte neoclasico.
    La pintura del Juramento de los Horacios una de las principales de esa epoca
    muy buena descripcion. Solo falto agregar los tipos de matices o colores se ultizaban en esa epoca.
    y mas obras talvez puedes agregar obras sobresalientes y obras no tan sobresaientes y asi comprar unas con otras etc etc

  • ESTOI ACIENDDDO UN TRAVAJO PARA MAÑANA Y NO ENCONTRE NADA U.U