Arte

Inicio Arquitectura, Modernista Cripta de la Colonia Güell, Gaudí

Cripta de la Colonia Güell, Gaudí

Publicado por Laura Prieto Fernández

En algunas ocasiones ocurre que las obras arquitectónicas no llegan a su fin y, sin embargo, la magnitud de las mismas pese a estar inacabadas nos hacen sobrecogernos al pensar que habría sido de la obra si realmente se hubiese terminado. Precisamente en este contexto podemos situar la obra que aquí analizamos, la Cripta de la Colonia Güell de Gaudí, una obra arquitectónica que formaba parte de la Colonia Güell encargada por Eusebi Güell para sus trabajadores de la fábrica textil; pero aún más allá, la cripta pese a ser una maravilla arquitectónica no fue diseñada como tal, sino que formaba parte de un conjunto mayor, concretamente de un templo que nunca llegó a construirse.

La pieza se encuentra en la Coloma de Cervelló y forma parte de la etapa naturalista del arquitecto cuando el artista se encuentra en plena madurez creativa combinando el estilo naturalista -para Gaudí la naturaleza era una gran fuente de inspiración- con las fórmulas de la geometría reglada y una gran capacidad creativa que le hacen disponer las formas con libertad y abandonando cualquier norma establecida previamente.

La Colonia Güell habría sido, sin lugar a dudas, el proyecto más ambicioso de Gaudí sin embargo, su construcción no se terminó nunca. En el caso concreto de la cripta, el proyecto ya estaba hecho en 1898 y sin embargo, la primera piedra de la construcción no se puso hasta diez años después. A la muerte del Conde Güell tan solo se había hecho la cripta y el resto de la construcción fue paralizada por los hijos quienes no quisieron seguir con el proyecto de su padre.

Para el templo el arquitecto catalán había planteado una iglesia de planta ovalada con cinco naves, la central más ancha que las laterales y una proyección en altura con distintas torres y cimborrio. La mayoría de las innovaciones que Gaudí planteó para el templo quiso llevarlas primero a cabo en la cripta y, como posteriormente, la iglesia nunca se edificó, el artista las utilizó en otro de sus grandes proyectos, La Sagrada Familia, de hecho, el propio artista comentó que si el templo de la colonia Güell hubiese sido completado habría sido una gran maqueta de la Sagrada Familia.

El artista utilizó una combinación de materiales, ladrillo rojo y piedra basáltica, y planteó el conjunto como si de una ascensión simbólica se tratase de modo que la cripta, situada bajo lo que sería el altar mayor del templo era el nivel más bajo. El centro de la cripta está ocupado por cuatro gruesos pilares de ladrillo que sostienen el techo adintelado. El conjunto se completa con un intrincado programa iconológico diseñado por el propio Gaudí en el que encontramos referencias tanto al comitentes, como a Cataluña como al Apocalipsis.

Categorías: Arquitectura, Modernista