Arte

Torre Eiffel

Publicado por Laura Prieto Fernández

La torre Eiffel es hoy el monumento más emblemático de la ciudad de Paris. Fue proyectado por el ingeniero francés Gustave Eiffel para la Exposición Universal de 1889 que se celebraría en Paris.

En realidad Eiffel no fue pionero en la construcción de la que, por aquel entonces, sería la torre más alta jamás construida, unos 300 metros. Dos ingenieros de su propia compañía Maurice Koechlin y Émile Nouguier comenzaron el proyecto con el permiso de Eiffel pero sin la colaboración de éste. Poco después Stephen Sauvestre, arquitecto jefe de la empresa de Eiffel, se une al proyecto. Stephen plantea una torre de dos pisos con una gran plataforma de mampostería que se une al primer piso a través de una serie de arcos, siguiendo el modelo de los faros portuarios.

Torre Eiffel

Es precisamente en este momento cuando Eiffel se involucra verdaderamente en el proyecto. El proyecto de una torre de más de 300 metros de altura resultaba demasiado megalómano para la sociedad de aquella época, Eiffel tuvo que defender su proyecto ante sus colegas, que la consideraban una aberración, la sociedad parisina y el gobierno francés quien tuvo que concederle los permisos.

La torre se sitúa en el margen del río Sena, en el Campo de Marte. Según los cálculos del equipo de Eiffel debería haber estado terminada en un solo año, pero la construcción se dilatará durante dos largos años 1887-1889.

Edificada en hierro, es uno de los monumentos que reflejan el cambio que se produce en la construcción en el S.XIX utilizando nuevos materiales (hierro, hormigón…) y sistemas de trabajo.

La torre tiene 325 metros de altura y sus cimientos se realizan en hormigón a una profundidad incluso inferior al nivel del río. Se levanta sobre cuatro pilares que dan acceso a los tres pisos de la torre desde los ascensores, situados en el pilar este y el oeste. Los pilares se unen entre sí a través de arcos que tienen una luz de 39 metros y un diámetro de 74 metros y cuya función es sobre todo sustentante.

A partir de aquí se configuran tres niveles diferentes: el primer nivel a unos 57 metros de altura tiene una galería circular que permite rodear completamente la torre, en este nivel aparecen los nombres de científicos e inventores destacados de los siglos XVIII y XIX; el segundo piso a 115 metros del suelo y el tercero a unos 275 metros que permite el acceso a una plataforma exterior la cual muchas veces se ha confundido con un cuarto nivel.

Tan solo una pequeña parte de la construcción se realizó in situ, muchas de las partes se ensamblaban en la fábrica que Eiffel poseía río arriba.

Si bien es cierto en un principio la torre fue duramente criticada durante la Exposición Universal fue uno de los espacios más visitado, no obstante al término de la misma las visitas caen drásticamente y la sociedad parisina no concibe que se mantenga el monumento de manera permanente. No fue hasta los años setenta cuando se convirtió en el emblema de la ciudad.

La torre Eiffel fue el edificio más alto hasta 1930 cuando se construyó el edificio Chryesler de Nueva York.

Categorías: Arquitectura, Contemporánea

No hay comentarios para “Torre Eiffel”