Arte

Inicio Escultura, vanguardia Las Cuatro Estaciones de Arcimboldo según Philip Haas

Las Cuatro Estaciones de Arcimboldo según Philip Haas

Publicado por A. Cerra

Pero además de ello, también es un reputado escultor, sobre todo por sus figuras de Las Cuatro Estaciones en las que ha usado como principal material la fibra de vidrio para recrear con todo lujo de detalles los cuadros dedicados a las estaciones por el pintor renacentista Arcimboldo.

Primavera de Haas

Cuatro estaciones de Haas

El artista Philip Haas, nacido en San Francisco en 1954, tiene principalmente dos vertientes creativas. Por un lado estaría su faceta como cineasta en la que ha cosechado importantes éxitos como su nominación al Óscar por su película Ángeles e insectos u otras producciones como Up at the Villa o Music of Chance en la que contó con la participación de grandes actores de Hollywood o de escritores tan prestigiosos como Paul Auster.

Invierno de Haas

No es la primera ver en la que sus creaciones, que son auténticas instalaciones, se han basado en obras de artistas del pasado, y aque también ha recreado los espacios de las pinturas de Anibale Carracci, o se ha inspirado en pinturas de Tiepolo y de otros artistas más del siglo XX como Ensor.

Verano de Haas

No obstante, su propuesta más famosa ha sido esta serie de cuatro esculturas basadas en los lienzos de Arcimboldo. La primera que hizo fue la dedicada al Invierno, la cual fue expuesta en 2010 en la Galería Nacional de Arte de Washington D.C. Y a partir de ahí, viajó a lugares como la Plaza del Duomo de Milán o los jardines del Palacio de Versalles donde es habitual que se expongan obras de artistas contemporáneos, como la impresionante Waterfall de Olafur Eliasson.

Y a partir de ello hizo las otras tres representaciones de la Primavera, el Verano y el Otoño. Unas obras de escala gigantesca, un tamaño que refuerza todavía más el valor de puzzle que tiene las propias pinturas del artista renacentista. Ya que se trata de efigies construidas a partir de frutas, verduras, setas, árboles, flores, musgo, ramas, hojas, troncos, etc, … Creando así unas imágenes atractivas y exuberantes a la vez que surrealistas, en las que Haas se detiene en todos los detalles dado el tamaño de más casi 5 metros de altura que tiene cada una de estas cabezas (pesan unos 400 kilos cada una).

Otoño de Haas

Las Cuatro Estaciones han estado viajando desde el año 2012 en el que estuvieron acabadas y así han estado en jardines y museos de varios lugares de Estados Unidos y Europa, entre ellos en el Jardín Botánico de la ciudad de Nueva York.

Categorías: Escultura, vanguardia