Arte

Inicio Pintura, Roma Casa de la Venus de la Concha

Casa de la Venus de la Concha

Publicado por Laura Prieto Fernández

La antigua ciudad romana de Pompeya se encontraba ubicada en las inmediaciones de Herculano, cerca de la actual ciudad de Nápoles y es uno de los conjuntos arqueológicos más destacados de la actualidad. Pompeya fue sepultada el 24 de agosto del año 79 debido a una erupción del volcán Vesubio y entre sus restos arqueológicos se han encontrado auténticas maravillas de época romana, es un testimonio único de la historia de Roma en el siglo I ya que la erupción dejó inmortalizados todos y cada uno de los detalles de la ciudad.

caracola_concha_Venus

Entre los muchos tesoros que nos ha revelado Pompeya hasta el momento debemos destacar una pequeña casa privada o domus situada en lo que se ha conocido como Via de la Abundancia, cerca de la Palestra principal de ciudad. La casa es conocida como Domus Della Venere in Conchiglia o Casa de la Venus de la Concha debido a un magnífico fresco pintado en una de las paredes del peristilo que representa el nacimiento de Venus en un concha en medio del mar.

Parece ser que en el momento de la erupción, la casa debía de estar siendo restaurada por sus propietarios. Se trata de una gran villa que debió pertenecer a una familia adinerada y levantada sobre una construcción anterior; su planta es irregular, fruto de las continuas ampliaciones pero en general las estancias se distribuyen en torno al patio porticado del jardín donde se encuentra el fresco de Venus. En el año 1952 se acometieron en esta zona del parque arqueológico algunas labores de restauración que trataban de subsanar los daños producidos por un bombardeo durante la Segunda Guerra Mundial, fue entonces cuando se descubrieron estos magníficos frescos.

Se trata de un gran muro de formato horizontal sobre el que el artista ha dispuesto tres paneles consecutivos separándolos por molduras arquitectónicas que nos llevan a situar la obra dentro del segundo estilo pompeyano, donde es común la presencia de elementos arquitectónicos para encuadrar las pinturas. Bajo las molduras se ha recreado una valla corrida y cancelada en la que se apoyan aves y se levantan fuentes y esculturas marmóreas. Con gran acierto, el artista ha representado un paisaje natural en los paños que pretende otorgar al conjunto de mayor profundidad. El sombreado de los contornos sirve para otorgar realismo y profundidad a las figuras como se puede apreciar en la estatua que representa al dios Marte o en la fuente obra del artista Zeuxis.

El paño central es el reservado para el nacimiento de la diosa Venus o Afrodita
, nacida de los testículos de Júpiter que Urano arrojó al mar. La diosa nació de la espuma del mar y los genitales de Júpiter y fue recogida por una concha, este es precisamente el momento elegido para la representación por lo que se trata de una Venus Anadiomena. El realismo de la composición se pierde en la figura de la diosa cuyas piernas se entrecruzan de manera poco natural. A cada lado de la concha, unos amorcillos o puttis acompañan a la diosa.

Categorías: Pintura, Roma