Arte

Inicio Pintura, Renacimiento Diana y Calisto, Tiziano

Diana y Calisto, Tiziano

Publicado por Laura Prieto Fernández

En algunas ocasiones las obras pictóricas deben de poseer una visión de conjunto para que así su significado sea completo no obstante, esto no quiere decir que si las pinturas se observan de manera individual pierdan su significado pero sí es cierto que éste parecerá incompleto con respecto al conjunto original. En esta misma situación encontramos la obra que aquí analizamos hoy, una pintura de tema mitológico que lleva por título Diana y Calisto y que fue realizada por el pintor renacentista Tiziano.

diana-y-calisto-tiziano_claima20120301_0245_19

La pintura de Diana y Calisto se engloba dentro de las llamadas poesías de Tiziano, un conjunto de seis pinturas que el artista realizó para el monarca español Felipe II cuando éste todavía no había subido al trono. Según los expertos los lienzos que se corresponden con las poesías debieron de ser pintados entre 1553 y 1562 aproximadamente y son un total de seis pinturas basadas en episodios de las Metamorfosis de Ovidio. En realidad, el encargo original no se componía de seis lienzo sino de ocho pero finalmente dos de ellos nunca llegaron a realizarse. Las obras debían de exponerse en conjunto dentro de la misma estancia y colocadas de dos en dos para establecer un diálogo entre ellas mismas. El ciclo de pinturas no llegó a reunirse hasta varios años después y cuando lo hizo fue en el Palacio de Aranjuez de Madrid. El conjunto de las poesías reflejaba la perfecta unión entre las letras y la pintura, siendo ésta última el vehículo de expresión visual perfecta para captar la poesía de un solo golpe de vista.

En esta ocasión nos centraremos en el lienzo de Diana y Calisto. Caalisto era una de las ninfas preferidas de Diana, éstas debían de mantenerse puras e intactas pero Calisto había quedado embarazada de Júpiter tras varios engaños del padre de los dioses. Un día Diana y sus ninfas se estaban bañando en el río y la diosa se extrañó de que Calisto no participase en los juegos ni quisiera desvestirse. Cuando Diana ordenó a las demás ninfas que la desnudaran, ésta descubrió el embarazo de Calisto y la expulsó de su lado. Éste es precisamente el momento que elige Tiziano para representar en su lienzo. Juno se enteró de la infidelidad de su marido y enfadada convirtió a Calisto y a su hijo en osos, pero Júpiter se apiadó de la ninfa y los envió al cielo en forma de estrella, explicando así el orígen de la Osa Mayor y la Osa Menor.

Categorías: Pintura, Renacimiento