Arte

Inicio Barroco, Pintura El baño de Betsabé de Ricci

El baño de Betsabé de Ricci

Publicado por A. Cerra

Esta obra del pintor barroco Sebastiano Ricci (1659 – 1734) representa un pase del Antiguo Testamento, según el cual el mítico rey David contempló a la hermosa Betsabé bañándose, lo cual dio lugar a que se enamorara perdidamente de ella.

Tanto que, aunque la mujer estaba casa con uno de sus soldados, la hizo llevar a su palacio, se acostaron y quedó embarazada. Por eso, el rey después ordenó que trajeran al marido del frente, para que también se acostara con Betsabé y no se descubriera el adulterio. Sin embargo, Urias que era el nombre del marido se negó a caer en el engaño, así que el rey le castigó devolviéndolo al frente y a primera línea, donde acabó cayendo en combate. Así que finalmente David y Betsabé se casaron.

El baño de Betsabé de Ricci

El baño de Betsabé de Ricci

Una historia que tiene muchos paralelismos con la historia personal del propio Ricci, quién también dejó embarazada a una muchacha sin estar casados, por lo que intentó envenenarla e incluso pasó un tiempo en la cárcel por ello. Pero el artista contaba con buenos y poderosos amigos como era el duque de Parma y la familia Saboya, por lo que salió bien parado de aquellos episodios. Y aunque acabó casado con aquella chica, la verdad es que poco después la abandonó por otra.

No obstante, aunque pueda parecer que en ambas historias el culpable es el hombre, o sea, tanto el rey David como Sebastiano Ricci que fueron incapaces de resistirse a sus apetitos sexuales, la verdad es que para la iconografía popular, la figura de Betsabé ha pasado a ser un símbolo de la mujer adúltera, hermosa y capaz de conseguir que cualquier hombre caiga rendido a los encantos femeninos.

Todo esto, en lo referente a la temática, pero en cuanto a la técnica pictórica de este óleo pintado sobre óleo hacia el año 1725, la verdad es que pese a ser una obra que se puede catalogar del Barroco Tardío, todavía se puede ver la importante huella que dejaron en el arte italiano los cuadros de Caravaggio y los artistas más tenebristas, y es que Ricci durante sus primeros años como pintor recurrió en numerosas ocasiones a los efectos del caloroscuro.

Sin embargo, eso lo compagina con el nuevo ideal del color que durante el siglo XVIII va a marcar la evolución del arte más barroco al estilo rococó. Y es que no hay que olvidar que Ricci tuvo la oportunidad de viajar a París, donde coincidió con los máximos representantes del rococó, Fragonard y Watteau.

Si bien, este artista pasaría sus últimos días y moriría en Venecia, donde por cierto el arte Rococó iba a alcanzar su esplendor en Italia con las pinturas de Giambattista Tiépolo en muchas iglesias de Venecia.

Categorías: Barroco, Pintura