Arte

Inicio Museos Arquitectura museística (IV): segunda mitad del s.XX

Arquitectura museística (IV): segunda mitad del s.XX

Publicado por Virginia

Si se exceptúan salvedades como las de Le Corbusier y Mies van der Rohe, durante el s.XX se continuaban repitiendo esquemas parecidos a los de Schinkel, situación que cambiará tras el final de la II Guerra Mundial. En esta segunda mitad de siglo se rompe con este comportamiento, surgiendo propuestas distintas a las de galería y rotonda (modelos que no por ello se dejan de usar, existiendo ocasiones en las que incluso son llevados dichos formatos a sus máximas consecuencias).

Museo Guggenheim Nueva York

Surgen hitos dentro de la arquitectura de museos en estos momentos, como es el caso del Museo Guggenheim de Nueva York, el cual rompe con todo lo ensayado con anterioridad, el Museo de Arte Moderno de Copenhague, que amplía el concepto propuesto por Le Corbusier y Mies van der Rohe acerca de la superación de los muros del museo, o el Centro Nacional Georges Pompidou, ejemplo de una nueva forma de concebir la forma y las competencias del museo tradicional.

Además, a mediados de los años 70 los países europeos y americanos comenzarán a ampliar sus museos, siendo ejemplos significativos de este nuevo clima la Staastgalerie o, en España, el Museo Romano de Mérida

En los 80 se produce un nuevo cambio, al concebirse la arquitectura de museos no sólo como arquitectura sino también como un símbolo. Es el museo la “catedral” del s.XX.

Los museos pasan a tener la capacidad de representar la imagen de la ciudad (una buena obra hecha por un gran arquitecto influye en la concepción de la misma), además de que son capaces de potenciar el desarrollo económico de ésta(por medio del turismo).

No hay que ir muy lejos para poder comprobarlo; pudiéndose señalar como el caso más conocido el Museo Guggenheim de Bilbao, aunque existen otros casos, como el MACBA, pensado para rehabilitar la zona del Raval barcelonés. 

Categorías: Museos