Arte

Inicio Barroco, Pintura Hipomenes y Atalanta, Guido Reni

Hipomenes y Atalanta, Guido Reni

Publicado por Laura Prieto Fernández

Hipomenes y Atalanta es una de las obras más famosas y controvertidas del artista Guido Reni. Se trata de un óleo sobre lienzo de formato horizontal que en la actualidad – parece ser que el lienzo fue modificado y agrandado en algún momento de su historia– mide casi tres metros de ancho y poco más de dos metros de altura. Son muchas las inquietudes que el lienzo levanta entre los historiadores del arte todas ellas relacionadas con su cronología, su procedencia e incluso las modificaciones que éste hubiese podido sufrir.

800px-Hipómenes_y_Atalanta_(Reni)

Aunque su cronología no es exacta parece ser que la obra pudo ser realizada entre 1618 y 1619. Las primeras noticias que se tienen acerca del lienzo hacen suponer que la pieza fue adquirida en la década de los sesenta por el duque de Peñaranda para la colección personal del monarca español Felipe IV. En el siglo siguiente, durante el XVIII, la obra a punto estuvo de ser quemada por ser considerada demasiado explícita por el monarca Carlos III. Finalmente el lienzo acabó en la Real Academia de San Fernando donde este tipo de obras obscenas se usaban para el estudio anatómico por los pintores y de ahí pasó al Museo del Prado. El Prado consideró que la obra no era original de Guido Reni con lo que la cedió a la Universidad de Granada hasta que en 1963 se demostró su autenticidad.

La obra fue realizada por el artista barroco Guido Reni (1575 – 1642) uno de los artista más influyentes en la escuela barroca de Borgoña. Parece ser que el artista comenzó su formación en el taller de Calvaret que posteriormente abandonó para pasar al taller de Ludovico Carracci. El artista trabajó en Roma y Nápoles donde cosechó numerosos éxitos para después volver a su Bolonia natal.

La obra que aquí nos ocupa representa a la ninfa Atalanta, princesa de Arcadia, que había jurado casarse con aquel que consiguiese derrotarla en una carrera o matar a quién aceptase el desafío de la joven ninfa. Hipomenes aceptó el reto de Atalanta y la venció gracias a la ayuda de Afrodita que sembró el camino de manzanas de oro arrojadas desde las Hespérides para que Atalanta se entretuviese recogiéndolas. El artista ha representado a los dos protagonistas en un entorno natural casi vacío y muy oscurecido; Hipomenes corre veloz pasando por delante de la ninfa mientras que ésta se agacha entretenida para coger las manzanas de Afrodita a la vez que gira su rostro observando con incredulidad al mortal. Las figuras son alargadas propias de una estética más manierista que barroca, con la musculatura fuertemente marcada que recuerda a la tendencia del clasicismo inaugurada por Miguel Ángel. La estructura de la composición es piramidal, con gran movimiento y tan sólo centrada en las figuras protagonista.

En la actualidad se conserva una segunda versión realizada por el artista de este mismo tema en el Museo di Capodimonte de Nápoles que parece ser es algo posterior, entre 1620 y 1625, a la versión del Prado

Categorías: Barroco, Pintura