Arte

Inicio Pintura, Renacimiento Predicación de San Juan Bautista de Brueghel

Predicación de San Juan Bautista de Brueghel

Publicado por A. Cerra

Este es un óleo pintado sobre una tabla de considerables dimensiones (95 x 160 cm), realizado por el artista flamenco Pieter Brueghel el Viejo en el año 1566, y que en la actualidad se expone en Museo de Bellas Artes de Budapest, Hungría.

En principio la escena que nos muestra este cuadro es simplemente un episodio de los relatos bíblicos en los que San Juan Bautista, como precursor de Jesucristo está pregonando la figura del Mesías. Sin embargo, hay que entender el cuadro dentro de su contexto político e histórico. Es decir, hay que enmarcar esta creación en un lugar como los Países Bajos de mediados del siglo XVI, cuando la Reforma de Lutero y el Protestantismo están tomando una fuerza que acabará siendo incontenible.

Predicación de San Juan Bautista de Brueghel

Por ello, la escena se puede visualizar de otro modo, y vendría a ser una instantánea de los muchos sermones que por ese tiempo se veían en las calles de Flandes. Según las crónicas se sabe que había muchos predicadores, defensores de las ideas de Lutero, que se apostaban a las afueras de las ciudades y allí congregaban a sus fieles y seguidores, ya que ese era el modo de burlar a las autoridades españolas, muy católicas, y que gobernaban estos territorios bajo el reinado de Felipe II.

De este modo, Brueghel a la hora de pintar esta escena no se fija tanto en el hecho religioso, en el que vemos como el Bautista señala a Jesús, sino que lo que le interesa es la representación de su pueblo y sus conciudadanos, algo que es una característica muy común a otras muchas de sus obras como pueden ser La lucha entre don Carnal y doña Cuaresma o Los Proverbios flamencos.

De este modo, nos presenta una muchedumbre atendiendo al sermón, y allí con todo lujo de detalles, lo cual también es muy habitual en la pintura costumbrista flamenca, podemos identificar a miembros de todos los estratos sociales. E incluso se ven a algunas figuras con turbante, es decir, personas llegadas de lejos y de otras culturas. Lo cual no es gratuito por parte de Brueghel, ya que con ello pretende plasmar la universalidad del mensaje, que llega a todas las personas, independientemente de su condición social o de su procedencia.

Categorías: Pintura, Renacimiento